Una parte importante de nuestras vidas transcurre en Internet. Casi sin darnos cuenta, la red de redes se ha hecho imprescindible a la hora de comunicarnos con los demás, hacer compras, trabajar, realizar transacciones en el banco, jugar o ver series y películas. Hoy por hoy es imposible pensar nuestra vida sin estar conectados a la red.

Sin embargo, las vulnerabilidades en la red masiva de cables de comunicaciones submarinos del mundo sumadas a una gran tormenta solar podrían dejar sin Internet a varios países del mundo. Esta es la conclusión de un nuevo estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de California, Irvine, quienes evaluaron de qué forma el clima espacial podría afectar la infraestructura de la red.

Las fluctuaciones electromagnéticas causadas por intensas tormentas solares no pueden dañar directamente los cables de fibra óptica que forman la columna vertebral de Internet, pero sí tienen el potencial de eliminar los amplificadores de señal que se encuentran a lo largo de los cables submarinos que son necesarios para mantener las conexiones a grandes distancias.Además de las interrupciones del acceso a Internet, las tormentas solares también podrían provocar apagones generalizados al sobrecargar las redes eléctricas y desconectar los sistemas GPS.

Las conexiones actuales de Internet a larga distancia tienden a operar a lo largo de cables de fibra óptica, en los que pulsos de luz rebotan en el interior de las hebras de silicio para transmitir información. Debido a esto, los cables en sí mismos no son directamente susceptibles a las corrientes inducidas magnéticamente.Sin embargo, según explicó el profesor Abdu Jyothi, líder del trabajo, no se puede decir lo mismo de los “repetidores”. Estos dispositivos actúan como amplificadores de señal asegurándose de que no se degrada demasiado la señal cuando llega al otro extremo de la conexión. Los repetidores de señal están construidos con componentes electrónicos, y esto supone que podrían dañarse a causa de una tormenta solar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *