En realidad el almanaque marca al 21 de septiembre como el día en que comienza la estación del año, pero muchas veces el equinoccio no coincide con la fecha y empieza antes o después. En este caso será a partir del miércoles 22 de septiembre a las 16: 20 horas.

A partir de ese día el sol saldrá exactamente por el este y se pondrá exactamente en el punto cardinal oeste generando la misma duración entre el día y la noche. Luego, con el correr de los días, el Sol irá tomando como punto de partida el sudeste y ponerse el el sudoeste, estableciendo así un giro de 180 grados en ese trayectoria y generando los días más largos del año hasta llegar al 21 de diciembre, el comienzo del verano y el día más largo del año.

Vale recordar que el equinoccio se da dos veces al año: entre el 22 y 23 de septiembre (la primavera en el hemisferio sur) y entre el 20 y 21 de marzo (el otoño en el hemisferio sur).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *