Galletas de jengibre (galletas navideñas)

Ingredientes

para 1 frasco grandotote de galletas de jengibre

  • 125g. de manteca
  • 125g. de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 cdas. de miel
  • 4 cditas. de jengibre fresco rallado (y sino: 2 cditas. de jengibre en polvo)
  • 1 cdita. de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cdita. de nuez moscada
  • 200g. de harina común
  • 200g. de harina leudante

 

 

Receta galletas de jengibre (galletas navideñas)

hágalas con los niños, señora mamá

1. Mezclar en un bol la manteca bien blanda (pomada) con el azúcar hasta que quede como una pasta. Un truco si tenés la manteca recién salida de la heladera y dura (nos pasa a todos…) es poner la manteca unos segundos en el microondas en función descongelar.

2. Agregar el huevo y batir hasta incorporar totalmente. Puede hacerse con batidora o a mano, con batidor de varillas.

3. Incorporar las especias: la nuez moscada, el jengibre, la canela y la sal. Mezclar bien. Y de paso aprovecho para repudiar públicamente a aquellos que escriben especies en lugar de especias. No merecen un lugar en nuestra especia humana.

4. Agregar por último la harina y la miel, de a poco y uniendo despacio hasta formar una masa.

5. Una vez que hayas unido bien la masa, envolver en un papel film y llevar a la heladera como mínimo media hora (si es más, mejor).

6. Aplastar con palo de amasar hasta que quede más o menos de 5 milímetros y cortar con cortapastas de la forma que quieras. La tradicional es con forma de muñequito pero yo esta vez hice de estrellitas. Ir colocando en una fuente apta para horno. No hace falta poner manteca y harina pero si le ponés, mejor.

7. Hornear en horno moderado precalentado unos 10 minutos o hasta que veas las galletas de jengibre apenas doradas por arriba (apenas, eso significará que están doradas del todo por debajo).

8. Decorar las galletas de jengibre como más te guste: yo esta vez hice un glaseado espeso y le puse confites de colores pero debo decirles que aunque el aspecto para regalar es mucho mejor así, el sabor de las galletas de jengibre como más me gusta a mí es sin nada de nada, así como salen del horno, y si están calentitas… ¡mucho mejor!

Comments

comments